sábado, 22 de marzo de 2014

Todo tiene un fin.

Buenas, o malas... a saber...


La entrada de hoy, la verdad es que está costando escribirla, por lo que significa... Seguro que alguno ya se habrá fijado, pero el resto de entradas han sido borradas y el llevar tanto tiempo sin actualizar, significa que la vida de este blog se acaba.

He de reconocer que tras acabar la carrera, el carajazo contra El Mundo RealTM ha sido duro (y lo sigue siendo). En esta España tan querida, y a la vez, maldita, parece que no hay espacio para Ingeniero Químico e Ingeniero Industrial con ganas de empezar y demostrar lo que vale... Pero bueno, no voy a contaros mis miserias, más allá de la puntilla de hoy.

Dícese de una tienda de miniaturas en alza (se dice el pecado, no el pecador) que pretende montar una sucursal en la ciudad en la que vivo. Por la necesidad básica de alimentarme, decido entrar el el proceso de selección dado que soy politoximiniaturil, tengo experiencia en el puesto, estoy puesto en marcas raras y el aspecto conversión y pintura no se me da mal, termino llegando a las entrevistas personales. Allí me encuentro que por un contrato de mierda con horarios basura, la retribución es de 8400€/año y que no tienen a nadie que controle mínimamente de históricos...

Al final, llaman hoy diciendo que muchas gracias, pero que no. La verdad es que me lo esperaba, lo llevaba hablando con Yukina desde entonces, que no me iban a pillar por estar sobrecualificado, pero... Una cosa es saberlo y otra muy distinta que te lo digan... La sensación es como ser obeso, que se sabe y bueno, está ahí la cosa, y otra muy distinta es que te lo digan a la cara, que jode... y jode más, cuando te lo dice una persona más gorda que tu. Cuando me han llamado para decirme que no, me han dicho que estoy sobrecualificado para le puesto... como si fuese un problema... Joder, si soy yo el que ha ido a pediros trabajo, no me digáis que soy demasiado bueno... A caballo regalado, no le mires el dentado...

¿Sabes qué digo? ¡QUE LES FOLLEN!

Pero bueno, que me desvío del tema. Dado que ahora no tengo acceso a miniaturas, ni a pinturas, ni a espacio y que esto lleva virtualmente muerto tanto tiempo, no tiene sentido seguir alargando la agonía del Blog.

Desde aquí agradecer a tanta gente que me ha seguido, apoyado, instigado a que escribiese y sobre todo, aguantando mis tonterías. Eso sí, en un futuro que estimo más a la larga que a la corta, me volveréis a leer, no os libraréis del todo de mi.

Un último saludo.

P.d. Otra vez, gracias a los que habéis estado ahí.